Escudo

TC emite mensaje con motivo del natalicio de Francisco del Rosario Sánchez

Compartir:
Publicación: Viernes 09 de Marzo , 2018 / 03:24 P.M.

TC emite mensaje con motivo del natalicio de Francisco del Rosario Sánchez

El Tribunal Constitucional reconoce en esta fecha, día del natalicio del prócer y padre de la patria Francisco del Rosario Sánchez, a esta figura excepcional de nuestra independencia en cuyas manos se sostuvo el lienzo nacional para ser impulsado por sus brazos henchidos de fervor patriótico en el Baluarte de San Genaro, hoy Puerta del Conde, leyendo en ese mismo lugar la proclama independentista aquella luminosa noche del 27 de febrero de 1844.

Su coraje y su determinación gravitaron de manera importante en la materialización de los objetivos con respecto a obtener la patria libre y soberana que se había propuesto su amigo, líder y guía, Juan Pablo Duarte.

Sánchez fue un hombre de gran carácter. Cultivó su liderazgo a partir de sus atributos como consumado estratega político y en ausencia de Duarte tras las fuertes persecuciones puestas en práctica en su contra, supo asumir junto a Mella, de manera firme y digna, el enorme compromiso contraído para con su nación y los hombres y las mujeres que la conformaban.

Este Tribunal Constitucional destaca a este prohombre, genuino representante del dominicanismo más puro, quien se encargó de la dirección del movimiento trinitario, y en tales circunstancias participó de manera decisiva en la redacción del trascendente documento histórico conocido como "Manifiesto de los pueblos de la parte este de la isla antes Española o de Santo Domingo", en el cual se expresaban las causas que motivaban la independencia del pueblo dominicano del Estado haitiano.

En este hombre de nuestra amada patria, es menester ver al ciudadano sacrificado y convencido de ejercer los compromisos sociales y políticos con el más elevado sentido de responsabilidad, así lo expresó con ocasión de asumir la defensa de una veintena de sus compañeros que luego serían sentenciados a muerte por orden del general Pedro Santana: Si ha de haber una víctima, que sea yo solo, porque fui yo quien los conquistó. Yo fui quien les dijo que debían cumplir con el deber de defender la independencia dominicana para que no nos fuera robada. De modo, pues, que si hay una sentencia de muerte, que sea contra mí solo”.

¡Loor por siempre a los fundadores de la patria dominicana!